También conocido como
SOP; síndrome de Stein-Leventhal
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
08.02.2018.
¿En qué consiste?

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una de las principales causas de infertilidad y afecta a 6-8% de las mujeres en edad fértil. Aunque la causa subyacente no está bien establecida, en general el SOP se  caracteriza por la presencia en los ovarios de quistes que contienen un fluido, por un exceso de la producción de andrógenos, ausencia de menstruaciones (amenorrea), ausencia de ovulación (no se libera el óvulo del ovario), exceso de vello, obesidad y resistencia a la insulina en grado variable.

En la mujer, los andrógenos se sintetizan en pequeñas cantidades en los ovarios y en las glándulas suprarrenales. Una sobreproducción incluso leve de hormonas masculinas, como la testosterona, puede producir signos como hirsutismo, acné, y en casos extremos virilización.

Los ciclos menstruales están regulados por hormonas liberadas en la glándula hipofisaria o pituitaria y por los ovarios. En el SOP, la hipófisis libera cantidades elevadas de hormona luteinizante (LH) y los ovarios producen cantidades importantes de andrógenos. Estos desequilibrios hormonales afectan al ciclo menstrual, causando períodos irregulares. Por este motivo, la liberación de óvulos es esporádica o está totalmente ausente, produciendo así problemas de infertilidad.

En el SOP ambos ovarios suelen tener un tamaño tres veces superior al normal. En el 90% de mujeres con SOP la realización de una ecografía (ultrasonidos) de los ovarios pone de manifiesto los quistes - pequeñas estructuras foliculares inmaduras rellenas de fluido que albergan los óvulos - en la superficie del ovario. Estos quistes ováricos a menudo se alinean dando el aspecto de un “collar de perlas".

Cuando no se libera el óvulo y no aparece menstruación, no se produce la suficiente cantidad de progesterona. Esto conduce a un desequilibrio hormonal en el cual el estrógeno predomina. Todo ello puede conducir a un crecimiento excesivo de la capa interna del útero (hiperplasia endometrial), aumentando el riesgo de padecer cáncer endometrial. Las mujeres con SOP que llegan a ovular y quedan embarazadas tienden a tener un mayor riesgo de aborto.

Aunque la causa de SOP no está clara, algunas teorías explican que la resistencia a la insulina puede ser un factor clave. La insulina es imprescindible para el transporte y el almacenaje de la glucosa a nivel celular; ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre y juega un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos y de los lípidos. Cuando existe una resistencia a la insulina a nivel celular, el organismo intenta compensarlo aumentando su síntesis (estado de hiperinsulinemia). Algunos creen que esta hiperinsulinemia puede ser una de las causas de un aumento de la producción de andrógenos por los ovarios.

La mayoría de las mujeres con SOP presentan distintos grados de resistencia a la insulina, obesidad, y alteraciones en los niveles de lipidos en sangre. La resistencia a la insulina tiende a ser más pronunciada en mujeres obesas y con ausencia de ovulación. Todo ello hace que las mujeres con SOP tengan mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión y enfermedad cardiovascular.

 

 

 

 

 

Accordion Title
Acerca de Síndrome del Ovario Poliquístico
  • Signos y síntomas

    Las mujeres con un síndrome del ovario poliquístico (SOP) pueden experimentar una variedad amplia de síntomas en mayor o menor grado, y variables en el tiempo. Tampoco existe una definición precisa de este síndrome, aunque se considera que tienen un síndrome del ovario poliquístico aquellas mujeres con irregularidades del ciclo menstrual, infertilidad, síntomas asociados a un exceso de andrógenos y ovarios poliquísticos, una vez ya se les ha descartado otras enfermedades (síndrome de Cushing, acromegalia, hipotiroidismo). Se puede presentar:

    • Sangrados uterinos anormales (menometrorragia) o amenorrea o dismenorrea (en un 60-75% de los casos de SOP)
    • Ovarios con múltiples quistes (poliquísticos) (75-90% de los casos de SOP)
    • Aumento del vello (hirsutismo) y acné (65-75% de los casos de SOP)
    • Obesidad - distribución de la grasa en las partes centrales del organismo (40-50% de los casos de SOP)
    • Trastornos hormonales (50-70% de los casos de SOP)
    • Alteraciones en la piel - Acantosis nigricans y engrosamiento de la piel alrededor del cuello y en las axilas
    • Pecho poco voluminoso
    • Voz grave (poco frecuente)
    • Ovarios aumentados de tamaño
    • Debilitación del crecimiento del pelo, con un patrón de calvicie masculino
    • Apnea del sueño
  • Pruebas relacionadas

    El diagnóstico del síndrome del ovario poliquístico (SOP) es un diagnóstico de exclusión. No hay una prueba específica que pueda utilizarse para diagnosticar un SOP y tampoco existe un acuerdo unánime acerca de los criterios diagnósticos. El médico solicitará pruebas para descartar otras causas de anovulación y de infertilidad. Generalmente se solicitan diversas pruebas para determinar si la sobreproducción hormonal puede ser debida a SOP, a un tumor suprarrenal u ovárico, o a un crecimiento excesivo del tejido suprarrenal (hiperplasia suprarrenal). Las ecografías (ultrasonidos) son de utilización frecuente con la finalidad de buscar quistes en los ovarios y comprobar si las estructuras internas son de apariencia normal.

    El médico se basa en una serie de resultados de laboratorio y en la sintomatología. En caso de diagnóstico de SOP el médico puede solicitar pruebas como un perfil lipídico y niveles de glucosa para supervisar el riesgo de desarrollar posibles complicaciones como diabetes y enfermedad cardiovascular.

    Pruebas de laboratorio

    • FSH (hormona folículoestimulante) - puede estar normal o disminuida
    • LH (hormona luteinizante) - estará elevada
    • Cociente LH/FSH - en condiciones normales es de 1:1 en mujeres premenopáusicas, pero en el SOP un cociente mayor de 2:1 ó de 3:1 puede considerarse diagnóstico
    • Prolactina - estará normal o disminuida (elevada en hiperprolactinemia)
    • Testosterona - total y/o libre; normalmente aumentada
    • DHEAS - normalmente ligeramente elevado en SOP; puede solicitarse para descartar un tumor suprarrenal virilizante en mujeres con hirsutismo de progresión rápida
    • Estrógenos - pueden estar normales o elevados
    • SHBG - puede estar disminuida
    • Androstenodiona - puede estar aumentada
    • hCG (gonadotropina coriónica humana) - utilizada para comprobar si existe o no embarazo; negativa a menos que exista embarazo
    • Perfil lipídico (colesterol HDL bajo, colesterol LDL y colesterol total elevados y aumento de triglicéridos
    • Glucosa - en ayunas y/o después de una prueba de tolerancia a la glucosa; puede estar elevada
    • Insulina - a menudo aumentada
    • TSH (hormona estimulante del tiroides) - para comprobar la función tiroidea
    • Cortisol libre y creatinina - para descartar un síndrome de Cushing
    • 7-hidroxiprogesterona - para descartar una hiperplasia suprarrenal congénita
    • IGF-1 (somatomedina C) - para descartar una acromegalia

    Otras pruebas diagnósticas (ajenas al laboratorio)
    Para evaluar un posible aumento de tamaño de los ovarios se utiliza la ecografía transvaginal y/o pélvica/abdominal. En el SOP los ovarios pueden tener un tamaño de 1.5 a 3 veces superior al normal, y típicamente tienen 12 o más folículos por ovario, midiendo cada folículo entre 2 y 9 milímetros de diámetro. A menudo los quistes se alinean en la superficie de los ovarios, dando el aspecto de un “collar de perlas”. Los ovarios suelen ser pequeños e inmaduros, sin alcanzar nunca un desarrollo completo. Los hallazgos ecográficos no son diagnósticos de SOP ya que a pesar de aparecer en más del 90% de mujeres con SOP pueden observarse también hasta en un 25% de mujeres sin SOP.

    La laparoscopia se puede utilizar para evaluar el estado de los ovarios y de la cubierta endometrial del útero, e incluso a veces como parte del tratamiento quirúrgico.

  • Tratamiento

    El síndrome del ovario poliquístico (SOP) no se cura. Aunque en algunos casos existe una resolución espontánea del ciclo menstrual, en la mayoría de las mujeres los síntomas se mantendrán hasta después de la menopausia. El objetivo del tratamiento del SOP es reducir sus síntomas y prevenir posibles complicaciones futuras. La finalidad es provocar la ovulación, prevenir la hiperplasia endometrial, contrarrestar los efectos de los andrógenos y reducir la resistencia a la insulina. Elegir la mejor opción de tratamiento depende del tipo y de la severidad de los síntomas de cada mujer y del deseo de llegar a quedar embarazada.

    El uso de contraceptivos orales a dosis bajas es frecuente para estabilizar las hormonas y contrarrestar el efecto estimulador de los estrógenos sobre el endometrio. Habitualmente, después de varios meses se puede llegar a regular los períodos menstruales, eliminar o reducir los sangrados uterinos anormales y reducir los niveles de andrógenos mejorando así el hirsutismo y el acné.

    En algunos casos se pueden combinar antiandrógenos como la espironolactona, la flutamida y la ciproterona con los contraceptivos orales, con el objetivo de tratar aquellos casos de hirsutismo y acné más severos. La depilación, el afeitado, y la electrolisis pueden ser útiles para eliminar el pelo indeseado, y para el tratamiento del acné se pueden utilizar antibióticos o ácido retinoico.

    Para reducir la resistencia a la insulina se utiliza la metformina. También ha mostrado ser prometedora en el tratamiento del hirsutismo derivado del SOP así como en la regulación de los ciclos menstruales. Sin embargo, sus efectos sobre la infertilidad y otros síntomas todavía no están claros. A una mujer con SOP que desee quedarse embarazada se le suele administrar citrato de clomifeno, fármaco que induce la ovulación. Es posible que se le administre también gonadotropina, a pesar de que esta práctica se asocia a mayor riesgo de embarazo múltiple. Igual que sucede con otros fármacos, estos tratamientos presentan ciertos efectos indeseados colaterales.

    La cirugía, aunque algunas veces se realiza, es una opción poco frecuente. Una opción quirúrgica, la “resección en cuña”, implica eliminar la parte del ovario que contiene los folículos enquistados para intentar restaurar la ovulación. Otra opción es la perforación del ovario, lo cual implica utilizar una aguja con corriente eléctrica para poder hacer los agujeros en él. Ambos procedimientos, aunque pueden aumentar de forma temporal la fertilidad, pueden producir cicatrices y adherencias; las implicaciones sobre la función ovárica a largo plazo limitan estas prácticas.

    Para conseguir una disminución de la resistencia a la insulina y minimizar las anormalidades del metabolismo lipídico se recomienda la pérdida de peso, una dieta adecuada y ejercicio físico. La perdida de peso  también puede disminuir los niveles de testosterona, insulina y LH. La práctica de ejercicio físico de manera regular y seguir una dieta saludable (verduras, fruta, nueces y cereales integrales) también contribuyen a disminuir la presión arterial y los niveles de colesterol, además de mejorar los problemas derivados de las apneas del sueño. Los niveles de andrógenos pueden disminuir si se deja de fumar.

Bibliografía

NOTA: Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.


Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

S1
Polycystic Ovary Syndrome (PCOS), Frequently Asked Questions. National Women's Health Information Center. http://womenshealth.gov/faq/polycystic-ovary-syndrome.cfm

S2
Ferry, R. Polycystic Ovarian Syndrome. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/924698-overview

S3
Meikle, W. and Roberts, W. Polycystic Ovarian Syndrome. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/PCOS.html

S4
Mayo Clinic Staff. Polycystic Ovarian Syndrome. MayoClinic.com. http://www.mayoclinic.com/health/polycystic-ovary-syndrome/DS00423

S5
Moran, L. et. al. Polycystic Ovary Syndrome and Weight Management. Medscape Today from Women's Health. 2010;6(2):271-283.

S6
Pinkerton, J. Polycystic Ovary Syndrome (Hyperandrogenic Chronic Anovulation). Merck Manual for Healthcare Professionals. http://www.merckmanuals.com/professional/sec18/ch244/ch244e.html

S7
Eisenberg, E. Polycystic Ovary Syndrome (PCOS), Frequently Asked Questions. National Women's Health Information Center. http://womenshealth.gov/faq/polycystic-ovary-syndrome.cfm

S8
Storck, S. Polycystic ovary syndrome. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000369.htm

S9
Polycystic Ovarian Syndrome. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/256806-overview

S10
Cahill, D. Polycystic ovary syndrome (PCOS). Netdoctor. http://www.netdoctor.co.uk/womenshealth/facts/pcos.htm

S11
Azziz R, Carmina E, Dewailly D, et. Al. The Androgen Excess and PCOS Society criteria for the polycystic ovary syndrome: the complete task force report. Fertility and Sterility 91:456-488, 2009. http://www.ae-society.org/

S12
Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber’s Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

S13
Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (2001). Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 5th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.

S14
Bradley, C. Ovarian overproduction of androgens. MEDLINEplus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001165.htm

S15
Sadovsky, R. Androgen Deficiency in Women: Review of the Subject. American Family Physician, Tips from Other Journals, info from Miller, KA. Androgen deficiency in women. J. Clin Endrocrinol Metab 2001;86:2395-401.

S16
Alberta Clinical Practice Guidelines Steering Committee. Laboratory Endocrine Testing Guidelines. Alberta Medical Association. http://www.albertadoctors.org/resources/endocrinology.html

S17
Lobo, R. and Carmina, E. The Importance of Diagnosing the Polycystic Ovary Syndrome. Annals of Internal Medicine 2000;132:989-993. http://www.annals.org/issues/v132n12/full/200006200-00010.html

S18
Polycystic ovary syndrome. Hendrick Health System, AccessMed Health Information Library. http://www.hendrickhealth.org/healthy/index.htm

S19
Smith Waddell, R. PCOS Frequently Asked Questions. InterNational Council on Infertility, Information Dissemination (INCIID). http://www.inciid.org/faq/pcos2.html

S20
Wozznicki, K. An Ovarian Link To Diabetes. MEDLINEplus Health Information. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/news/fullstory_11520.html

S21
Chen, P. Stein-Leventhal syndrome. MEDLINEplus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000369.htm

S22
Polycystic Ovary Syndrome (PCOS). The Hormone Foundation. http://www.hormone.org/learn/pcos.html

S23
Polycystic Ovary Syndrome (PCOS). The National Women's Health Information Center, 4Woman.gov. http://www.4woman.gov/faq/pcos.htm

S24
Hunter, M. and Sterrett, J. Polycystic Ovary Syndrome: It's Not Just Infertility. American Family Physician. http://www.aafp.org/afp/20000901/1079.html

S25
Adrenal Gland Disorders. The Merck Manual of Medical Information--Home Edition, Section 13. Hormonal Disorders, Chapter 146. http://www.merck.com/mrkshared/mmanual_home/sec13/146.jsp

S26
Berga, S. Weight Loss Improves Reproduction and Insulin Levels in Women With Polycystic Ovary Syndrome. AMA Science News Media Briefings. http://www.ama-assn.org/ama/pub/article/4197-7204.html

S27
Ehrmann, D.A. Polycystic Ovary Syndrome. New England Journal of Medicine 2005,352: 1223-1236.