También conocido como
Test de orina
Análisis de orina
Nombre sistemático
Urianálisis
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
20.04.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar trastornos metabólicos y renales, y para la detección de infecciones del tracto rutinario (ITU).

 

¿Cuándo hacer el análisis?

En el curso de un examen rutinario o cuando se padecen síntomas de infección del tracto urinario como dolor abdominal, dolor lumbar, necesidad de orinar frecuentemente o micciones (emisión de orina) dolorosas; también durante una revisión médica en el curso de un embarazo o en un ingreso hospitalario, o con otras pruebas preoperatorias antes de una intervención quirúrgica.

¿Qué muestra se requiere?

Unos 20 mL de orina son suficientes; de preferencia, la primera micción de la mañana.

 

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Un urianálisis consta de un conjunto de pruebas que detectan y miden de manera semicuantitativa distintos componentes eliminados por la orina, incluyendo productos intermediarios del metabolismo así como también células, bacterias y fragmentos celulares. La orina es producida por los riñones, órganos localizados a ambos lados de la columna vertebral por debajo de la caja torácica. Los riñones filtran productos de desecho eliminándolos de la sangre, a la vez que ayudan a regular la cantidad de agua del organismo, conservando al mismo tiempo proteínas, electrolitos y otros compuestos que el organismo puede reutilizar. Todo lo que no es necesario se elimina por la orina, siendo transportada la orina desde los riñones hasta la vejiga urinaria, y excretándose al exterior a través de la uretra. La orina suele ser amarillenta y de color claro, pero cada vez que se orina, el color, la cantidad, la concentración y el contenido de la orina pueden variar ligeramente debido a la variedad de constituyentes que en ella se encuentran.

Son muchos los trastornos que pueden detectarse de manera precoz a través del hallazgo de anomalías en la orina. Entre estos hallazgos se incluyen la presencia de concentraciones elevadas de ciertos constituyentes que no se encuentran normalmente en orina en cantidades significativas como: glucosa, proteínas, bilirrubina, hematíes o eritrocitos, leucocitos, cristales y bacterias. Es posible que estas sustancias se hallen en orina por distintos motivos:

  • Concentraciones elevadas de la sustancia en cuestión en la sangre, de manera que el organismo intenta disminuir el exceso de sustancia en sangre eliminánda por la orina
  • Enfermedad renal que afecta a la capacidad de filtración de los riñones
  • Infección del tracto urinario, con presencia de bacterias y de leucocitos

Un urianálisis completo consiste de tres fases diferenciadas:

  • Examen físico visual, en el que se evalúa el aspecto de la orina, su color y transparencia
  • Examen químico, que evalúa unos 9 componentes con utilidad clínica para valorar estados de salud y de enfermedad
  • Examen microscópico, que identifica y cuenta el tipo de células, cilindros, cristales, y otros componentes como bacterias y moco, que podrían estar presentes en orina.

Normalmente, un urianálisis de rutina se basa en los dos primeros puntos , examen físico y químico de la orina y puede realizarse en la misma consulta médica. En caso de hallar alguna anomalía en los exámenes físico o químico, se procede a un examen microscópico, que también puede realizarse directamente si el médico así lo requiere.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
La muestra de orina para un urianálisis puede recogerse en cualquier momento del día. Se considera que la mejor muestra es la primera de la mañana porque es la más concentrada y es la que con más probabilidades detectará anomalías, en caso de que existan. Debido a la posibilidad de contaminar la orina con bacterias y células del tejido cutáneo circundante durante el proceso de recogida de la orina (particularmente en las mujeres), es importante limpiar previamente la zona genital. Durante la menstruación, la sangre y las secreciones vaginales también pueden constituir una fuente de contaminación. Las mujeres deberían asearse de adelante hacia atrás, abriendo los labios vaginales; los hombres deberían limpiarse la punta del pene. Al empezar a orinar, debe dejarse caer un poco de orina en el sanitario y entonces proceder a recoger la orina en el contenedor que se le haya suministrado, eliminando el resto de la orina directamente al sanitario.

La muestra de orina será válida siempre y cuando no transcurra mucho tiempo hasta su análisis. Si se espera que el tiempo entre la obtención de la muestra y su entrega en el laboratorio sea superior a una hora, la orina debe mantenerse refrigerada.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial. Es importante respectar las instrucciones que se acaban de especificar.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    El urianálisis se utiliza como una herramienta de cribado y/o de diagnóstico ya que ayuda a detectar en orina sustancias o material celular asociados a distintas enfermedades metabólicas y renales. Se solicita ampliamente y de manera rutinaria para detectar anomalías que posteriormente deberían de seguirse controlando. A menudo, sustancias como proteínas o glucosa aparecen en la orina antes de que el individuo sea consciente de que puede presentar algún problema de salud. El urianálisis se utiliza para detectar infecciones del tracto urinario (ITU) y otros trastornos del tracto urinario. En personas con enfermedades agudas o crónicas, como puede suceder en la enfermedad renal, el urianálisis puede solicitarse regularmente como una herramienta rápida para monitorizar la función del órgano, así como el estado de la enfermedad y la respuesta al tratamiento.

  • ¿Cuándo se solicita?

    Se suele realizar un urianálisis de rutina al ingresar en un hospital. También puede formar parte de un examen de salud, o de un control de embarazo, o puede realizarse junto con otras pruebas antes de una intervención quirúrgica. Se realizará seguramente un urianálisis si se acude al médico con signos y/o síntomas propios de una infección del tracto urinario o problemas relacionados con una enfermedad renal. Entre los signos y síntomas se incluyen:

    • Dolor abdominal
    • Dolor de espalda
    • Necesidad de orinar frecuentemente, dolor al orinar
    • Sangre en orina

    El urianálisis también puede ser útil para conocer si una determinada situación está mejorando o empeorando.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Los resultados del urianálisis pueden tener distintas interpretaciones. Pueden constituir una señal de alarma, una indicación de que hay algo que puede estar alterado y que precisa una evaluación adicional. Generalmente, cuanto mayor sea la cantidad de sustancia anómala detectada, como concentraciones elevadas de glucosa, de proteínas o de hematíes, más probable será que realmente exista un problema que deba solucionarse. Sin embargo, los resultados no indican al médico cual es la causa exacta del hallazgo, ni si se trata de un trastorno transitorio o crónico.

    El hecho de presentar un urianálisis normal tampoco garantiza que no exista enfermedad.  Puede haber individuos que no excreten cantidades aumentadas de una sustancia determinada en las fases tempranas de una enfermedad, y puede que haya individuos que sólo las excreten esporádicamente en algún momento del día, lo que significa que podrían no detectarse con el análisis de una muestra aislada de orina. Si la orina se encuentra muy diluida es posible que no se llegue a detectar ciertas sustancias.

    Si desea más información acerca de la prueba, acceda a este enlace.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    El urianálisis consta de un conjunto de pruebas de cribado que pueden proporcionar una visión general del estado de salud de un individuo. El médico debe correlacionar los resultados del urianálisis con los síntomas referidos y los hallazgos clínicos, e investigar cuales pueden ser las causas de la alteración detectada ayudándose de otras pruebas específicas adicionales, como un estudio metabólico exhaustivo, un hemograma o un urinocultivo (si se sospecha una infección urinaria).

  • ¿Debe tenerse en cuenta el momento del día en el que se recoge la muestra de orina para el urianálisis?

    Debido a que se trata de una prueba de cribado, el momento en el que se recoge la muestra no suele ser importante, aunque la muestra preferida es la correspondiente a la primera micción de la mañana por ser la más concentrada. Sin embargo, si el médico está investigando algún aspecto especial, puede que indique recoger la orina a una hora determinada del día. Por ejemplo, si se quiere investigar la presencia de glucosa, se considera mejor recoger la orina después de una comida.

  • ¿Existen pruebas de uso casero para el urianálisis?

    No existen dispositivos caseros para realizar un urianálisis completo debido a que la prueba requiere una instrumentación especial y cierta habilidad técnica.  Sin embargo, existen tiras reactivas comercializadas y de venta en farmacias que permiten realizar parte de los exámenes químicos contemplados en un urianálisis como medir el pH urinario, la glucosa y las cetonas en orina. Si desea más información acerca de pruebas de uso casero, acceda a este enlace.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Coad, S. et. al. Understanding Urinalysis, Clues for the Obstetrician-Gynecologist. Medscape Today News. http://www.medscape.com/viewarticle/763579

Urinary Tract Infections in Adults. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse, NIDDK. http://kidney.niddk.nih.gov/KUDiseases/pubs/utiadult/index.aspx

Urinalysis, Complete, Includes Microscopic. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/9308

Lin, J. Specific Gravity. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/2090711-overview#showall

Peacock, P. and Sinert, R. Management of Acute Complications of Acute Renal Failure. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/777845-overview#a1

Szczech, L. A Simple Test With Major Implications for Kidney Function. Medscape Today News. http://www.medscape.com/viewarticle/752171

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 1000-1004.

Clarke, W., Editor (© 2011). Contemporary Practice in Clinical Chemistry 2nd Edition: AACC Press, Washington, DC. Pp 397-408.

Nancy A. Brunzel, MS, CLS (NCA). Department of Laboratory Medicine and Pathology, University of Minnesota, Minneapolis, MN.

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp. 968-980.

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition]. Pp. 2038-2042.

Your Urinary System and How It Works. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/yoururinary

Vorvick, L. Urinalysis. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003579.htm

Approach to the Renal Patient. Merck Manual for Healthcare Professionals. http://www.merck.com/mmpe/sec17/ch226/ch226b.html#sec17-ch226-ch226b-21

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER and Bruns DE, eds. 4th ed. St. Louis, Missouri: Elsevier Saunders; 2006, Pp. 808-812.

Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson RA and Pincus MR, eds. Philadelphia: 2007, Pp. 409-419.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico