Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 03.03.2022.

¿En qué consiste?

La ictericia consiste en una tonalidad amarillenta de la piel, de la conjuntiva de los ojos y de los líquidos corporales, que se debe a un aumento en la cantidad de bilirrubina de la sangre. La bilirrubina es un pigmento amarillento resultante de la degradación natural de los glóbulos rojos o hematíes (eritrocitos). El tiempo de vida de los eritrocitos es aproximadamente de 120 días; a partir de este tiempo, el organismo los destruye formándose la bilirrubina. La bilirrubina es transportada por la sangre hasta el hígado que la metaboliza, permitiendo su excreción por la bilis. La bilis es un fluido biológico de color amarillo verdoso que se vierte hacia el tramo superior del intestino delgado (duodeno) y que utiliza el organismo para eliminar diversos productos de desecho (como la bilirrubina o el colesterol en exceso). Además, la bilis facilita la digestión de las grasas. La ictericia puede aparecer por una alteración del proceso de degradación de la bilirrubina o por un aumento de la producción de la misma.

Acerca de la ictericia

Causas

La ictericia no es una enfermedad sino una situación clínica o un signo de algún trastorno subyacente en el hígado, páncreas o vesícula biliar. También puede observarse ictericia en otras situaciones como infecciones, uso de ciertos fármacos, cáncer, trastornos sanguíneos, presencia de piedras en la vesícula biliar, trastornos hereditarios y alteraciones congénitas, entre otras muchas. En general, la ictericia puede clasificarse dentro de alguna de las tres siguientes categorías principales:

  • Trastornos ocasionados por la incapacidad del hígado de metabolizar y excretar correctamente la bilirrubina.
  • Trastornos en los que se altera la supervivencia de los eritrocitos, y que en consecuencia hacen aumentar los valores de bilirrubina.
  • Trastornos que impiden que el organismo elimine correctamente la bilirrubina del organismo.

Ejemplos de causas frecuentes de ictericia:

  • Hepatitis aguda: inflamación del hígado debida a gran variedad de causas como hepatitis infecciosas víricas de tipo A, B, C, D y E, el abuso del alcohol y ciertos fármacos como el acetaminofeno (paracetamol) y toxinas.
  • Obstrucción de los conductos biliares por diferentes causas:
    • Lesiones y cicatrices.
    • Atresia biliar: trastorno congénito asociado a un desarrollo anómalo de los conductos biliares. Estas situaciones hacen que la bilis quede acumulada por encima de la obstrucción y ocasionan un aumento de la bilirrubina en sangre. 
    • Cálculos o piedras.
    • Cáncer de páncreas puede obstruir los conductos biliares.
  • Situaciones que aumentan de manera significativa la destrucción de los hematíes y aumentan la producción de bilirrubina, como la anemia hemolítica, por tener variantes de la hemoglobina, malaria, enfermedades autoinmunes y la enfermedad hemolítica del recién nacido.
  • Síndrome de Gilbert: alteración genética leve en la que el metabolismo de la bilirrubina está disminuido porque hay una disminución de la actividad del enzima implicado; puede producir en los afectados episodios transitorios de ictericia durante alguna enfermedad o durante los períodos de estrés. Los valores de bilirrubina no conjugada aumentan.
  • Cirrosis: puede producir una ictericia en los estadios finales.
  • Ictericia fisiológica del recién nacido: el hígado de los recién nacidos todavía no ha alcanzado la capacidad de metabolización total de la bilirrubina, por eso con frecuencia los recién nacidos desarrollan ictericia durante un período de tiempo limitado. Esta ictericia debe monitorizarse, pero normalmente desaparece en 48 o 72 horas. Si la ictericia persiste o es grave, debe tratarse y buscar otras causas más graves, como la enfermedad hemolítica del recién nacido.

Ejemplo de trastornos menos frecuentes que pueden producir ictericia:

  • Síndrome de Crigler-Najjar: enfermedad hereditaria caracterizada por una hiperbilirrubinemia (aumento de los valores de bilirrubina) grave, a expensas de la bilirrubina no conjugada; la mutación de un gen provoca un déficit del enzima necesario para la conjugación de la bilirrubina.
  • Síndrome de Dubin-Johnson: enfermedad hereditaria que hace que se acumule la bilirrubina conjugada (y otras sustancias que ennegrecen el hígado) en las células hepáticas; las personas afectadas pueden tener una ictericia intermitente.
  • Síndrome de Rotor: hiperbilirrubinemia conjugada hereditaria que provoca una ictericia intermitente, de forma parecida al síndrome de Dubin-Johnson, pero sin que se acumulen otras sustancias.
  • El medicamento atazanavir: utilizado a veces para tratar la infección por VIH, causa el mismo bloqueo en el metabolismo de la bilirrubina que el síndrome de Gilbert y puede causar una ictericia leve que puede empeorar en momentos de enfermedad o estrés.
  • Pseudoictericia: la piel de una persona se vuelve amarillenta por comer muchos alimentos con gran cantidad de betacarotenos, como zanahorias, calabazas y cierta variedad de melón; se trata de una situación transitoria y benigna, no relacionada con la bilirrubina o la bilis.

Pruebas relacionadas

El objetivo principal de las pruebas realizadas es determinar la causa de la ictericia y evaluar la gravedad del proceso que la ocasiona. Las primeras pruebas se centran en el hígado, realizando una historia clínica y una exploración física. Se pueden solicitar, según la clínica que presente el individuo y la sospecha médica acerca de la posible causa, otras pruebas más específicas como las que detectan los virus de la hepatitis y/o aquellas pruebas para valorar la destrucción de los hematíes.

Pruebas de laboratorio

Algunas pruebas se usan para detectar si existe una lesión hepática y para evaluar la función del hígado, se pueden incluir:

Algunas pruebas pueden utilizarse para detectar las infecciones que afectan al hígado, tales como:

Las pruebas utilizadas para detectar el descenso del tiempo de supervivencia de los glóbulos rojos incluyen:

Otras pruebas ajenas al laboratorio

Las pruebas de imagen y la biopsia hepática se pueden usar para evaluar la estructura y estado del hígado, vesícula biliar y conductos biliares. Pueden incluir:

  • Ecografía abdominal.
  • TC (tomografía computarizada).
  • Resonancia magnética (RM), con frecuencia se incluye la colangiopancreatografía por resonancia magnética (CPRM), observando el colangiopancreatograma, para ver el páncreas y las vias biliares. 
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE): muestra la imagen del páncreas y de los conductos biliares.
  • Biopsia hepática.

Si desea más información acerca de estas pruebas, acceda a este RadiologyInfo.org.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa que provoca la ictericia:

  • En los recién nacidos, la fototerapia (tratamiento específico con luz), la transfusión de sangre en los casos graves y el uso de ciertos fármacos pueden hacer disminuir la concentración de la bilirrubina. 
  • En los síndromes de Gilbert, Rotor y Dubin-Johnson no suele ser necesario el tratamiento. 
  • El síndrome de Crigler-Najjar puede responder al tratamiento con enzimas o bien en caso de fracasar, requerir una transfusión o un trasplante de hígado. 
  • La ictericia causada por la obstrucción de las vías biliares se resuelve a menudo con una intervención quirúrgica dirigida a eliminar el bloqueo. 
  • La ictericia causada por cirrosis es consecuencia de una lesión hepática persistente y prolongada y solo responde bien al trasplante de hígado.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Martínez Lorenzo R, Fernández Filgueira M, Adelaida Crespo Suárez P, Espiño Lorenzo P. An Pediatr (Barc). 2020; 93 (6): 426-9. Disponible online en https://www.analesdepediatria.org/es-pdf-S1695403320302514. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 21 de julio de 2020) Haldeman-Englert C. Crigler-Najjar Syndrome. MedlinePlus. Disponible online en https://medlineplus.gov/ency/article/001127.htm. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 8 de diciembre de 2020) Centers for Disease Control and Prevention. Facts about Jaundice and Kernicterus. Disponible online en http://www.cdc.gov/ncbddd/jaundice/facts.html. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 16 de octubre de 2019) Bonheur J. Biliary Obstruction. Medscape. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/187001-overview. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 19 de abril de 2021) Jaundice. MedlinePlus. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000210.htm. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado en noviembre de 2017) Liver Disease. ARUP Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/content/liver-disease-evaluation/?tab=tab_item-2. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 27 de diciembre de 2017) Hansen T. Neonatal Jaundice. Medscape. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/974786-overview. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 13 de julio de 2019) Lal SK. Jaundice causes. MedlinePlus. Disponible online en https://medlineplus.gov/ency/article/007491.htm. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado en febrero de 2021) Herrine SK. Jaundice. Merck Manual Professional Version. Disponible online en http://www.merckmanuals.com/home/liver-and-gallbladder-disorders/manifestations-of-liver-disease/jaundice-in-adults. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 1 de enero de 2020) Campbell B. Biliary atresia. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001145.htm. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 13 de julio de 2020) Stone C. Dubin-Johnson syndrome. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000242.htm. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 21 de abril de 2021) Houchen C. Gilbert’s syndrome. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000301.htm. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 1 de enero de 2020) Greene A. Newborn Jaundice. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001559.htm. Último acceso el 24 de marzo de 2022.

(Actualizado el 2 de octubre de 2019) O’Reilly D. Bili Lights. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002394.htm. Último acceso el 24 de marzo de 2022.